EL FOTÓGRAFO FOTOGRAFIADO. MONASTERIO DE MIRAMAR

Este año, la clase de mi hijo son los fotógrafos. El sábado hacía muy buen día y decidimos ponerlo en práctica. Que mejor forma que fotografiando las vistas de la Serra de Tramuntana con destino final, el Monasterio de Miramar. 
 
 

Hagamos un poco de historia. Está ubicado en la posesión del mismo nombre, en el término municipal de Valldemossa, fue fundado en 1276 por Jaume II, a petición de Ramon Llull, para acoger un colegio de misioneros dedicado a la enseñanza del árabe y otras lenguas orientales, con el objetivo de preparar a frailes para convertir infieles al cristianismo. El Archiduque Luis Salvador de Austria

(1847-1915) compró en 1872, después de enamorarse de los paisajes de la costa norte de Mallorca, la antigua posesión. Según escribe el propio Archiduque en Die Balearen: “sin duda, ningún otro lugar de la tierra puede llevar con más propiedad el nombre de Miramar”.
 
 
Nuestra excursión tiene como punto de partida el hotel Encinar,  en la carretera Valldemossa a Soller, justo antes de llegar a Deia. Bajaremos por unas escaleras, paralelas a la piscina hasta llegar al sendero que nos conduce a nuestro desino.
 
 
 
 
El camino está claramente marcado. A pesar de ser relativamente estrecho e ir en paralelo a la costa, no supone ningún peligro y es perfecto para niños.
 
Las vistas durante todo el trayecto son simplemente espectaculares. nada más empezar, ya vemos el primer lugar de parada obligatoria….”el Mirador des Pi”
 
Desde el cual tenemos una vista inigualable de sa Foradada
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Siguiendo nuestro camino, pasaremos por otros miradores como es Creuers, también pasaremos por al lado de la capilla de Ramon LLull que hace unos años fue destruida por un rayo.
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Continuando por el sendero, llegamos a un botador con un letrero que nos indica el precio de la visita  al monasterio (4 euros adultos y niños gratis) y que marca el límite del sendero. Pasamos a entrar dentro de la posesión de Miramar. Importante: A partir de este punto, accedemos a una propiedad privada por lo que hay que respetar en todo momento el entorno
 
Una vez pasado este punto, vale la pena pararse a observar els Pontents de la Font Coberta.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
A partir de aquí, ya podemos empezar a disfrutar de la visita al monasterio, una de las muchas joyas que nos encontramos en la Serra. Aquí os dejo unas fotos
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s